Los fabricantes de armas hacen el agosto con la crisis humanitaria de los refugiados

Lara Carrasco, infoLibre, 04/07/2016 - Se calcula que en 2015 llegaron a las fronteras europeas más de un millón de refugiados en la que ya fue calificada como la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial, según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Detrás de este drama humanitario, la militarización de las fronteras exteriores de la Unión Europea está beneficiando a numerosas empresas que precisamente se dedicaban a la venta de armas a Oriente Medio.
 
Así se desprende del informe Guerra de frontera, realizado por la Campaña contra el Comercio de Armas de los Países Bajos y publicado en español por el Transnational Institute y el Centre Delàs d'Estudis per la Pau, que analiza el mercado de la llamada seguridad de fronteras que ha surgido para aprovechar el objetivo de la "lucha contra la inmigración clandestina" anunciada por la UE, y que cobró impulso tras la llegada de miles de refugiados de Siria. [...]