La crisis de Ceuta o lo que pasa cuando se externalizan las fronteras de Europa

huffingtonposts.es, 20 mei 2021 - España tiene virtualmente su frontera sur en el Magreb. Gracias a la política de externalización impulsada desde 2004 -gobernaba entonces José Luis Rodríguez Zapatero-, el control remoto de la inmigración comienza en los países emisores y en los de tránsito, de los que Marruecos es la última etapa. El tapón está en el norte de África y si se quita, como ha pasado esa semana en Ceuta, entran personas desesperadas que buscan un futuro mejor o un refugio, ambos derechos humanos reconocidos internacionalmente. [...]

El Transnational Institute (TNI), en un informe de abril que estudia esta apuesta, denuncia que “provoca que los migrantes sean detenidos y sometidos a violaciones manifiestas de los derechos humanos en países de tránsito en Europa Oriental, los Balcanes, Asia Occidental y África”. “El objetivo principal (…) es impedir que los migrantes lleguen a las fronteras de la UE al convertir a terceros países en puestos de avanzada fronterizos. En muchos casos, ello implica que la UE y sus Estados miembros apoyen o mantengan a regímenes autoritarios”, añade este instituto internacional de investigación, de tendencia progresista, que llega a hablar de una “dinámica colonialista” en su manera de proceder. [...]